23 de diciembre de 2016

Brigh (espíritu), Carolina Lozano

Título: Brigh (espíritu)
Título original: Brigh (espítitu)
Autora: Carolina Lozano
Páginas: 342
Editorial: Edebé
Colección: Taibhse 2/3


Sinopsis
En Edimburgo, ciudad de luces y sombras donde la vida moderna se mezcla con la historia, ya hay quien sabe que no todas las historias de fantasmas son inventadas, ni divertidas. Las apariciones existen de verdad, y la barcelonesa Liadan y sus amigos han aprendido a vivir con lo que les rodea. Pero no estaban preparados para lo que sucederá ahora. La desaparición de un ser querido, la llegada de viejos y nuevos amigos a sus vidas y la certeza de que alguien trata de poner al descubierto a los aparecidos, harán que tengan que madurar y mostrarse unidos, o perder aquello que más valoran. Y descubrir que, a veces, lo único que queda es aceptar la pérdida.

Opinión personal
Brigh es la segunda parte de un libro que ya tenía un final bien cerrado, así que el leermelo no ha sido por el qué pasará o por saber el final de la historia, sino más bien para descubrir una nueva historia con un nuevo final. De todos modos, los personajes eran los mismos, un alivio, porque estaba deseando reencontrarme con nuestro querido Álastair, la extraña Caitlin, la pequeña Annie, y todos esos espíritus tan surrealistas con historias tan fantásticas, y que quién sabe si existen.

Creo que, en ésta segunda parte de la triología, mi personaje favorito ha sido Álar. Álar podría considerarse un verdadero héroe, que trata de ayudar a todos esos espíritus a los que ha acogido cono sus protegidos y,cuando llega alguien que podría ser una amenaza para ellos, aún con calma, trata de encontrar a ese alguien y conseguir que deje en paz a sus seres más queridos.

También Aithne, la dulce Aithne, me he encantado. En cuanto su novio la necesita, ella no duda en quedarse con él, tan fuerte que es capaz de soportar todos esos susurros que oye en el hospital. Y el romane entre Jonathan y Caitlin, capaz de cautivar hasta a los más escépticos en cuestiones amorosas, ya que solo se ven una vez al año, y no cuentan con ningún modo de comunicación que no sea el mandar a Liadan, Álar o Aithne un mensaje el uno al otro.

La historia está muy bien narrada, no tengo ninguna pega para ello. Los diferentes puntos de vista me ha ayudado a comprender todo más rápido y la sorpresa al final ha sido mayor, porque al haberte puesto en el lugar de la mayor parte de los personajes, cuando tienes que decidir quién es el malo, cuesta lo suyo. Además, aquí el malo no sabía que estaba dañando a otras criaturas con alma, que pueden sentir al menos un poco y que sufren.

Y bueno, mi única pega es que, como ya he dicho al principio, en vez de haber dejado un final abierto en la primera novela, con alguna incógnita sin resolver, ésta historia habría resultado más dinámica, más interesante. Pero al haber quedado un final tan cerrado, ha quedado un poco sosa.

El final ha vuelto a ser cerrado, pero no he podido evitar emocionarme con tantas emociones juntas. Ya que, a pesar de la muerte de un ser querido, ya todos han sabido enfrentarla y han creado una buena vida, un modo de convivir con algunos espíritus benévolos.

Puntos
4-5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada